Seguidores

sábado, 30 de octubre de 2010

LOTE SORTEO


hola!!!!
este es el lote que os podeis llevar si participais en el sorteo por los 6 meses del blog!!!
Corpúsculo + 2 marcapáginas de Eclipse + marcapáginas del blog
para conocer las bases pinchad en el banner del sorteo
(columna izquierda del blog)
Besos!!!!

viernes, 29 de octubre de 2010

Amor sobre ruedas - Prólogo


PRÓLOGO


Amaneció soleado y Bella Swan dio gracias por ello. Solo llevaba tres días en Forks y ya estaba cansada de su húmedo clima. Ese día era especial para ella, pues comenzaba un importante trabajo como fisioterapeuta del equipo paraolímpico de baloncesto de la pequeña ciudad. Desde que se graduó este era el mejor trabajo que se la había presentado. Tenía un buen sueldo y el formar parte de una plantilla deportiva le abriría muchas puertas en el futuro.
El día anterior había conocido al entrenador, Emmett Cullen, y le había caído bien. Era un tipo enorme y bonachón que se dedicó al baloncesto paraolímpico cuando su hermano perdió la movilidad de las piernas en un accidente de coche. Para él era más un hobby que un verdadero trabajo, pues su familia era de las más ricas del país, y por ello mismo ponía toda su alma en el equipo.
El cometido de Bella era sencillo, puesto que los miembros del equipo apenas necesitaban de sus servicios. Quizás alguna contractura o tirón en los músculos de los brazos, pero nada más. Su principal misión era ayudar a Edward Cullen, estrella del equipo, a recuperar la sensibilidad de las piernas. Los médicos, entre los que se incluía su padre, le habían diagnosticado una parálisis menor que con paciencia y trabajo lograría salvar. Pero para ello necesitaba alguien que se dedicara a su recuperación casi a tiempo completo. Por su casa habían pasado tres o cuatro fisioterapeutas que él había espantado sin piedad. Por eso su hermano decidió contratar al siguiente a través del equipo, para que no pudiera despedirlo a la primera de cambio. Y Bella había sido la elegida.
Emmett había explicado sus obligaciones a Bella la mañana anterior, entre las que se encontraban estar todas las tardes de lunes a viernes disponibles y tres mañanas a la semana para las sesiones con Edward, dos mañanas más para el resto del equipo y asistir a los partidos por si había algún problema. Eso la dejaba libres únicamente los domingos, pero aún así aceptado el trabajo por sus ventajas económicas y profesionales. El entrenador también la había advertido sobre el carácter de su hermano, que se había vuelto insoportable al verse atado a una silla de ruedas.
Feliz se dirigió hacia el pabellón caminando, puesto que no tenía coche. Había pensado en comprarse uno de segunda mano en cuanto que cobrara su primera paga, pero hasta entonces o cogía el coche patrulla de su padre, el sheriff del pueblo, o iba andando. Al llegar entró lentamente, familiarizándose con el lugar, y vio que el equipo estaba entrenando por lo que se sentó en las gradas a contemplarles hasta que acabaran. Había siete jugadores, además de Emmett, y no supo cuál de ellos era su paciente principal.
Pasados un par de minutos uno de los chicos reparó en su presencia y con un silbido y una frase algo grosera atrajo la atención de los demás sobre ella.
- ¿Quién es la mirona? Porque yo la dejaría que me hiciera algo más…
Bella se sonrojó de inmediato mientras los ochos hombres la miraban. Emmett se acercó al chico que había hablado y propinándole un ligero golpe en la cabeza le regañó.
- Cállate Jonshon. Es la nueva fisioterapeuta, así que un poquito de respeto. – Y dirigiéndose hacia la joven prosiguió – Lo siento Bella. Pueden ser un poquito animales. Baja y hago las presentaciones.
Bella descendió hasta la cancha algo intimidada, pero segura de sí misma. No pensaba dejar que la hicieran de menos por la única mujer en ese mundo masculino.
Tras las presentaciones Bella se extrañó que Edward Cullen no estuviera presente y Emmett lo notó.
- Mi hermano vendrá en unos minutos. Si quieres y hasta entonces puedes ir echando un vistazo al vestuario y al gimnasio. Hay una pequeña habitación al fondo para ti donde hemos instalado un par de camillas especiales. He dejado unas cuantas toallas y geles, pero compraremos todo lo que necesites. Haz una lista y mañana mismo lo tendrás aquí. ¿De acuerdo?
Bella asintió y se dirigió hacia el cuarto que la habían asignado. Era bastante amplio y como la había dicho Emmett tenía dos camillas, más un sofá y tres muebles que hacían las veces de armario. Uno de ellos contenía una veintena de toallas y otro diferentes tipos de geles y cremas que la servirían para su trabajo. Echó en falta un perchero donde colgar sus batas, el gel frío con el que terminaba las sesiones y un taburete en el que sentarse para dar los masajes. Lo escribió todo en una hoja de papel que Emmett la había entregado y se dispuso a llevárselo. Pero antes pasó por el gimnasio a ver qué máquinas poseía y cuáles la serían útiles en sus sesiones. Allí había un joven sentado en el banco de pesas, ejercitando los músculos de sus brazos.
Al mirar su esculpido cuerpo se olvidó del resto de las máquinas y tropezó con una de las pesas, haciendo bastante ruido. El joven se volvió y Bella quedó hechizada por sus ojos, del color de las esmeraldas recién pulidas. Bella nunca había visto un hombre tan guapo, parecía salido de una revista de moda y se quedó observándole con la boca abierta. El sonido de su voz la sacó de sus pensamientos haciéndola volver de golpe a la realidad.
- ¿Quién eres tú y qué demonios haces aquí?

miércoles, 27 de octubre de 2010

SORTEO 6 MESES DEL BLOG



SORTEO 6 MESES

¿Qué se sortea?
Corpúsculo + dos marcapáginas oficiales de “Eclipse” (uno de Edward y otro de Bella) + marcapáginas del blog + alguna otra cosilla que se me ocurra


¿Cuándo se sortea?
25 diciembre (día en que se cumplen 6 meses de vida del blog)

- Mano inocente: random.org
- Ámbito nacional (España) Lo siento, pero los gastos de envío se me salen del presupuesto si lo hago de ámbito internacional… Ya habrá otros sorteos más adelante
- Requisitos: ser seguidor del blog

- Para participar: mandar un correo a saisy_06@hotmail.com (asunto: SORTEO 6 MESES) con los siguientes datos:
*Nombre y URL del perfil blogger
* Puntos extras + links que los acrediten

- Cómo conseguir puntos extras:
+1: ser seguidor del blog antes del anuncio del concurso
+5: entrada anunciando el concurso en blog propio
+3: llevarte el banner del concurso a tu blog
+2: agregarnos en facebook (Cientos DeMiles DeHistorias)
+3: anuncio en facebook del concurso
+1: responder a la siguiente pregunta: ¿cómo conociste el blog? (sinceramente por favor, no tengo ningún problema con que haya sido gracias al sorteo)
Total máximo de puntos a conseguir: 15 + 1 (este punto será otorgado siempre por participar)

Todos los puntos se convertirán en papeletas, cuyos números serán enviados al participante antes del sorteo. Por favor, si el día antes del sorteo (24 diciembre) no he contestado a vuestro email hacédmelo saber mandándome otro o bien posteando esta entrada.
si no llegamos a cinco participantes se suspende el sorteo

lunes, 25 de octubre de 2010

Concurso "Navidad con los Cullen"


CONCURSO “NAVIDAD CON LOS CULLEN”

Con la llegada de fechas tan señaladas como la Navidad y contando con que ese mismo día el blog cumple 6 meses he decidido proponeros un concurso….
Obviamente y de acuerdo con el título del concurso habrá que escribir un one-shoot ambientado en Navidad cuyos protagonistas sean parejas canon de Twilight o toda la familia...
No hay extensión mínima ni máxima, ni rating… Lo dejo todo a vuestra elección, no soy muy amiga de poner normas...
La fecha tope de envío de los os es el día 21 diciembre, y se publicarán un día después... Ese mismo día se abrirán las votaciones, que durarán hasta el 3 de enero, día que se dará a conocer a los ganadores....

Resumimos:
- Os Twilight con temática navideña
- Fecha de envío: hasta 21 diciembre
- Lugar de envío: saisy_06@hotmail.com
- Fecha de publicación: 22 diciembre
- Cierre votaciones: 3 enero (0 horas, horario España)
- Anuncio ganadores: 3 enero

Premios:
- Primer lugar: os escrito por mí con tema y personajes a elegir
- Segundo y tercer lugar: imagen hecha por mí a elegir
- Los tres primeros puestos recibirán su merecida condecoración, además de que les dedicaré un capi del fic que deseen

Aclaraciones:

Las votaciones serán por encuesta a los lectores, encuesta elegida previamente y que no será la de blogger....
Cada participante puede dar la publicidad que considere necesaria a su relato (blog propio, facebook, twitter…) eso sí, recuerden pedir que se lean todos los os antes de votar.... que antes de todo sea un concurso para y por la diversión del lector….
Los os pueden incluir portada o pueden no hacerlo, a gusto siempre del autor….

Ahora sí, muchos besos y…. ¡¡¡¡A escribir!!!!

viernes, 22 de octubre de 2010

Popurri de concursos....

Hola... hoy de nuevo os traigo concursitos jugosos.....
os dejo las imágenes y los links para que podais conocerlos y ya sabeis: animaos a participar!!!
















http://www.mientraslees.com/2010/10/concurso-internacional-gana-un-ejemplar.html





http://librosconalma.blogspot.com/2010/10/imm-28-y-sorteo-400-seguidores.html



http://librosconalma.blogspot.com/2010/10/lca-halloween-sorteo-halloween.html

Las vueltas de la vida - Epílogo


EPÍLOGO: LA BODA

Bella’s pov
Amanecí sola por primera vez en muchos meses y el estar sin Edward hizo que me entristeciera momentáneamente. Sólo fue un segundo, justo lo que tardé en recordar que ese día era especial.
De pronto Alice irrumpió en mi cuarto como el torbellino que era y enseguida me ordenó que me duchara, que me secara, que me sentara para comenzar con la tortura.
Yo no podía dejar de sonreír y esa sonrisa aumentó cuando Rose entró al cuarto con mi hijita entre sus brazos.
- Vamos con mamá preciosa – la susurró cariñosamente.
- Hoy será oficialmente nuestra sobrinita – dijo Alice
Yo rodé los ojos ante su comentario a la vez que me disponía a alimentar a mi pequeña.
Esos fueron los únicos momentos de paz que tuve en toda la mañana, las dos veces que di de mamar a Renesmee. El resto los pasé entre las manos de Alice y Rosalie mientras me hidrataban, peinaban, maquillaban, vestían, retocaban…
Una dura mañana que soporté sin quejas porque al final de ella estaría por siempre con mi amado, mi hermoso Edward.

Edward’s pov
Era el día más esperado de mi vida, en el que Bella sería mía ante Dios y ante los hombres. Podrá sonar cursi pero es así. Ella ya era mía, pero este día haría que el mundo entero lo sepa.
Así que ahí estaba yo, nervioso como un adolescente cuando prevé que va a dar su primer beso a la chica a que lleva meses amando en secreto, esperando a mi dulce Bella frente al altar.
Toda mi familia estaba conmigo, mirándome sonriente desde las bancas. Toda menos Alice y Rosalie, que estaban junto a Bella y Nessie, haciéndola llegar tarde a su boda para cumplir la tan desquiciante tradición.
Si antes lo pienso antes aparecen. Sonó la música y Alice y Rose se escabullieron hacia sus asientos en la primera fila, la última portando orgullosamente a mi preciosa bebé.
Al fondo del pasillo, iluminada por la luz que se colaba desde la calle apareció Bella, acercándose lentamente hacia mí en lo que me pareció una eternidad. Parecía un ángel bajado del cielo para hacerme feliz, un ángel que me pertenecía únicamente a mí.
El párroco leyó los votos, ambos aceptamos, pero mi atención sólo estaba puesta en mi pequeña, dulce y reciente esposa. Ansié el momento de besarla proclamándola como mía y cuando tuve que hacerlo me quedé paralizado por unos instantes, degustando sus labios antes de profundizar la tradicional muestra de amor.
Bella se separó sonriente y antes de dirigirnos hacia el banquete cogió a la pequeña Nessie en brazos, saliendo los tres juntos de la iglesia, comenzando una nueva vida.
...............................................................................................................
Hola!!!!!!!
ya llegamos al final..... sé que lo he hecho cortito, pero para eso es un epílogo, no?? si no hubiera metido otro capi... jejeje....
espero que os haya gustado esta historia....
pronto comenzaré otras....
muchos besos y gracias!!!!!!!!

martes, 19 de octubre de 2010

Más concursos!!!




Hola!!!
Os traigo un concurso más, también de ámbito nacional.
Pinchad en: http://www.nochedepalabras.com/2010/10/nuevo-sorteo-y-gracias-por-esos-250.html




Otro más, esta vez internacional: http://www.whisper-of-the-heart.com/2010/10/concurso-sorteo-leer-es-adictivo.html

Concurso "La naturaleza de los libros"



Hola!!!
Hoy tenemos un nuevo concurso.... y esta vez INTERNACIONAL!!!!
espero que os animeis a participar, además de daros una vueltecilla por el blog, que esta fenomenal....
un beso!!!!


http://lanaturalezadeloslibros.blogspot.com/2010/10/1er-concurso-del-blog-la-naturaleza-de.html

lunes, 18 de octubre de 2010

Concurso "libros por leer"



Hola!!!
Hoy os traigo un nuevo concurso... de nuevo de ámbito nacional (España)....
espero que os guste y os animeis a participar....
besos!!!!

Eco de luz- Cap 31


CAPÍTULO 31: LA LUCHA FINAL (JASPER)

Habían pasado ocho días desde que nos reunimos la familia y la manada en el salón de nuestraa casa. Más de una semana de guardias y lecciones de lucha que dejaban a la mayoría de nosotros cansados mental y físicamente. Lo bueno es que habían evolucionado muy bien, sobre todo Danielle. Estaba muy orgulloso de ella. Podía enfrentarse a los lobos más experimentados y aunque tendría que poner todos sus sentidos en la lucha cría que no la iría mal.
Además, con ayuda de Bella había estado perfeccionando su don. Toda la familia e incluso la manada ayudábamos en ello. Era aburrido dejar que hiciera contigo lo que quisiera, incluso a veces hasta humillante cuando todos se reunían a su alrededor para meterla presión. Pero estaba mereciendo la pena. Controlaba el don perfectamente y eso nos sería de gran ayuda a la hora de la lucha. Si se controlaba podíamos deshacernos de unos cuantos enemigos antes de que los Vulturi ordenaran el ataque.
Los últimos dos días Carlisle, Edward y yo estuvimos pensando en la mejor orden para hacer que no lucharan y al final habíamos dado con una buena oración.
Nessie y el bebé se encontraban perfectamente. Parecía que crecía a un ritmo desorbitante, demasiado rápido. Según los cálculos de Carlisle se desarrollaba a una semana por día. Es decir, en vez de las más de treinta semanas de embarazo de rigor, el pequeño nacería con poco más de un mes de gestación.
Ese día había sido agotador para Danielle así que cuando se hizo de noche subimos a nuestra habitación a que descansara un poco. No es que un vampiro se cansé a menudo, pero la presión a la que estaba sometida en lo que respecta a su don hacía que se debilitara un poco.
Estaba amaneciendo cuando Edward dio la voz de alarma.
- ¡Todos afuera! ¡Vienen los Vulturi! – gritó de pronto rompiendo con la tranquilidad de la casa.
Bajamos enseguida al salón, donde se encontraba toda la familia. Salimos juntos al claro que había frente a la casa. Carlisle, Emmett, Edward y Bella a ambos lados de Nessie y Jacob, que iban agarrados de la mano. Detrás, para ponernos más tarde a sus lados íbamos Rose, Esme, Danielle y yo, más los dos lobos que servían de enlace con sus hermanos.
Nos pusimos en formación, todos en fila mirando hacia el bosque y enseguida se nos unieron todos los lobos. Era un despliegue impresionante de fuerzas, pero sabíamos que los Vulturi no se detendrían por ello si pensaban acabar con nosotros.
Al poco tiempo aparecieron entre los árboles, en excelente formación, tal y como recordaba de la última vez. En realidad yo no había estado al principio de la última “reunión” pero no solían cambiar mucho de orden durante los “juicios”.
- Menuda bienvenida, amigos míos – dijo Aro – Parece que os estáis preparando para luchar.
- Meras precauciones Aro – le contestó Carlisle tan amable como siempre – Y dime, ¿a qué se debe vuestra visita?
- Bueno, seguro que ya lo sabéis, pero aún así os lo explicaré, para que todo quede bien claro. – comenzó el viejo vampiro.
Edward estaba muy tenso, con mucha ira dentro y le estaba costando contenerse para no ir y arrancarle la cabeza.
- Ha llegado hasta nuestros oídos – prosiguió – que la híbrida que hace años indultamos ha contraído matrimonio con un licántropo. Y para mayor aberración el perro ese la ha dejado embarazada. – Aquí los gruñidos tanto de parte de la manada como nuestra se oían perfectamente – Así que lo que queremos, como garantes del orden en nuestro mundo, es terminar con este asunto sin armar ningún revuelo.
- ¿Y qué sugieres? – preguntó Carlisle tenso.
- Bueno, para que veáis que no somos tan malos como nos pintan os daremos dos opciones. O acabáis vosotros con el engendro, prometiéndonos que esta situación no se volverá a repetir, o nos lo entregáis para que nos deshagamos de él.
- ¡Eso nunca! – rugió Emmett, y fue secundado por todos nosotros.
- Entonces no tendremos más remedio que acabar con todos vosotros en este momento y en este lugar. – sentenció mientras comenzaba a retirarse junto con sus dos hermanos.
- Un momento – dijo Edward – Tiene que haber otra solución.
- ¿Tienes miedo? – preguntó con burla una muchacha que reconocí como Jane.
- Más quisieras - la contestó Bella con una sonrisa muy segura de sí misma.
Edward miró a Danielle y le alzó una ceja. Esa era la señal para que comenzara a intentar deshacerse del mayor número de enemigos.
Noté como cogió aire y la ayudé a relajarse sin quitar ojo de los Vulturi. A los pocos segundos escuché que susurraba la orden que había parendido días atrás: “no lucharás, no nos harás daño, sólo miraras el resultado quieto como la piedra que eres” y enseguida el vampiro al que miraba se envaró dejando su vista perdida en la inmensidad de la casa que estaba a nuestras espaldas.
Apreté su mano para infundirla valor y volví toda mi atención hacia la conversación mientras ella continuaba con su trabajo.
- Vaya, vaya, vaya… Si resulta que se ponen chulitos – oí que añadía Cayo tras el comentario de Bella.
- Habrá que darles su merecido – siguió Marco mirándonos fríamente y pude sentir el odio que destilaban sus palabras.
- Deliberemos hermanos - concluyó Aro, y los tres hermanos juntaron sus cabezas formando su perfecto y temido círculo.
Edward sonreía de lado mientras Bella lo hacía abiertamente. Los demás teníamos un semblante de triunfo, pero todos volvimos a la tensión inicial cuando Edward dio la orden más temida.
- Renesmee, Rosalie, Peter y John (dos lobos jóvenes), adentro.
Mientras ellos se retiraban y nosotros cubríamos sus plazas Aro, Cayo y Marco se volvieron hacia la casa colocándose de nuevo al frente de su formación, sin enterarse de la parálisis de algunos miembros de su guardia.
- Está decidido – anunció Aro mientras sus hermanos asentían – Por desacato a nuestra autoridad y por el evidente despliegue de fuerzas para luchar contra nosotros hemos decidido que la solución más factible es el aniquilamiento del aquelarre denominado Cullen y de sus “amigos” los licántropos. ¡Guardia! ¡Cuándo queráis!
Ese era el veredicto, y tras de él la orden de atacarnos.
Nosotros nos posicionamos ofensivamente mientras el caos recorría sus filas rápidamente. Los guardias más jóvenes e inexpertos, que aún superaban en años vividos y por supuesto en luchas a la mayoría de nuestro bando, habían obedecido sin dudar. Pero los doce vampiros que Danielle había paralizado seguían como estatuas en su sitio.
Mi queridísima novia aprovechó la confusión inicial para paralizar a otros cinco vampiros, lo que dejaba un saldo de diecisiete fuera de juego. Sólo doce estaban habilitados para luchar, y ninguno de ellos poseía dones ni eran piezas clave de la guardia. Además, por supuesto, quedaban los hermanos y las denominadas esposas, dos bellas vampiras que se encontraban tras toda la guardia.
Cayo mandó atacar a los que todavía poseían sus facultades. De nuestro bando se adelantaron más de la mitad de los lobos, Edward, Carlisle, Emmett y yo. Los demás se quedaron en una segunda fila de defensa por si alguno lograba acercarse a la casa y, por consiguiente, a Nessie.
En menos de cinco minutos nuestro bando había eliminado al enemigo. Por lo menos al enemigo que nos había atacado, puesto que los otros diecisiete seguían paralizados.
Cuando la masacre concluyó todos volvimos a nuestras posiciones iniciales mientras Aro, Marco y Cayo nos miraban asombrados.
- Vaya… No contábamos con que dejaríais inservible a nuestras mejores bazas antes del combate – comenzó Aro – Pero aún así creo que podremos llegar a un acuerdo…
- ¿Nos ofreces un acuerdo cuando estás claramente derrotado, Aro? – habló Edward destilando odio.
- ¿Derrotado? ¿Tú crees, Edward? No sabemos cuándo recuperarán el movimiento mis fieles amigos – dijo señalando a los diecisiete vampiros inertes.
- Nunca – contestó Danielle muy segura de mí misma sintiendo la mirada de todos los presentes en ella.
- Bonitas estatuas- contestó Marco – Pero ahora negociemos nuestra partida
- ¿Vuestra partida? – habló Carlisle – Amenazáis a mi familia y amigos por segunda vez en menos de un siglo. Queréis acabar con nosotros simplemente porque tenemos una serie de diferencias con lo que vosotros llamáis “orden”. ¿Y todavía pensáis que os dejaremos marchar? ¿Para que en veinte, cincuenta o doscientos años volváis a intentarlo?
- Carlisle, viejo amigo – comenzó Aro – Tú no puedes matarnos…
- Tú lo has dicho – dijo Jacob que se había convertido de repente a su forma humana – Él no puede, por honor, porque es un buen hombre… Pero nosotros sí. Y no descansaremos hasta acabar con el último Vulturi. Porque con la familia no se juega, y la mía ya ha soportado demasiado.
- Alea iacta est – concluyó Edward antes de dar la última señal de ataque.
En ese momento todos excepto Carlisle y Esme nos lanzamos sobre lo que quedaba de los Vulturi. Tras acabar con ellos nos ocupamos de aniquilar a los diecisiete que anteriormente yo había paralizado.
Entre Emmett y yo prendimos una gran hoguera en el centro del claro, y nuestra última tarea del día fue recoger los pedazos de vampiros derrotados y arrojarlos al fuego.

Amanecía de nuevo cuando la manada al completo se retiró hacia la reserva. Habíamos pasado el resto del día y la noche entre risas y celebraciones, relatando cada uno desde su perspectiva la dura batalla.
Yo había estado casi todo el tiempo sentado con Danielle, más bien bajo Danielle, dando y recibiendo pequeños besos que prometían un intenso final de la jornada. Las muestras de afecto se sucedieron durante toda la noche, y no solo por nuestra parte. Nadie se separaba de su pareja, de sus hermanos. Todos éramos una gran piña. Ningún lobo quiso que Esme cocinara esta vez así que encargaron cuarenta pizzas con sus cosas de picoteo y se dedicaron a devorarlas apenas cruzaron el umbral de la puerta.
Estábamos felices. Ese día habíamos ganado una dura batalla, habíamos superado una amarga prueba. Sólo quedaba esperar y rezar, los que supieran, porque el embarazo y el parto se desarrollaran con total normalidad. Bueno, con toda la normalidad que se podía esperar dado el carácter de la madre y la criatura. Lo que todos teníamos bien claro es que sería un bebé deseado, mimado y consentido.
Con el nuevo día cada uno se retiró con su pareja. Danielle y yo nos dirigimos hacia nuestro claro del bosque para relajarnos después de tantos días de tensión y allí nos amamos como si no fuera a haber mañana…
...............................................................................................................
Bueno, pues aquí está el último capi de "Eco de luz".....
espero que os haya gustado y el lunes que viene comienza: "Imprimado"
un beso enorme!!!

domingo, 17 de octubre de 2010

Otro concurso!!!!



Hola chic@s....
Hoy os traigo un nuevo concurso en el que participo.....
Es del blog Divagando entre líneas y en él se sortean dos libros...
Espero que os paseis y os animeis...
un beso!!!

http://arsenicodivagando.blogspot.com/2010/10/concurso-6-meses-divagando-entre-lineas.html

sábado, 16 de octubre de 2010

Un nuevo concurso!!!!


Hola!!!!
Hoy he encontrado un concurso que tiene una pinta inmejorable...... es de un blog nuevo para mí pero que visitaré regularmente a partir de ahora.....
deciros que se sortean OCHO lotes de libros.....
os dejo aquí las bases: http://eldiariodeloslibros.blogspot.com/2010/10/segundo-concurso-del-blog.html
Espero que os animeis....
un beso!!!

Premios fin de semana!!!

Hola!!! hoy os traigo un par de premios que me ha otorgado Angy.... muchas gracias nena!!!!





lunes, 11 de octubre de 2010

Eco de luz - cap 30


CAPÍTULO 30: LA LUCHA FINAL (DANIELLE)

Habían pasado ocho días desde que nos reunimos todos en el salón de la casa. Más de una semana de guardias y lecciones de lucha que me habían servido para mejorar espectacularmente mis dotes ofensivas y defensivas. Los dos últimos días me había entrenado con Leah y Jared y apenas me había costado esquivarlos. Jasper estaba feliz por ello, bueno, todo lo contento que la situación permitía.
Además, con ayuda de Bella había estado perfeccionando mi don. Toda la familia e incluso la manada ayudaba a ello, pero era mi nueva hermana quien me dirigía. Ella también tuvo que aprender a controlar su don en una situación de peligro y ahora me estaba ayudando a mí a hacerlo.
Nuestros cabecillas: Carlisle, Edward, Jasper, Sam y Jacob, estaban bastante satisfechos con el resultado. Según un entusiasta Jacob, si Bella controlaba sus dones y yo podía eliminar a algunos guardias, la lucha “estaría chupada”.
Nessie y el bebé se encontraban perfectamente. Parecía que crecía a un ritmo desorbitante, demasiado rápido. Según los cálculos de Carlisle se desarrollaba a una semana por día. Es decir, en vez de las más de treinta semanas de embarazo de rigor, el pequeño nacería con poco más de un mes de gestación.
Esa noche me había quedado con Jasper en nuestro cuarto, pues yo estaba cansada de ensayar. No era un cansancio físico, sino mental. Estaba agotada por la presión de mejorar mi don.
Estaba amaneciendo cuando Edward dio la voz de alarma.
- ¡Todos afuera! ¡Vienen los Vulturi! – gritó de pronto rompiendo con la tranquilidad de la casa.
Bajamos enseguida al salón, donde se encontraba toda la familia. Salimos juntos al claro que había frente a la casa. Carlisle, Emmett, Edward y Bella a ambos lados de Nessie y Jacob, que iban agarrados de la mano. Detrás, para ponernos más tarde a sus lados íbamos Rose, Esme, Jasper y yo, más los dos lobos que servían de enlace con sus hermanos.
Nos pusimos en formación, todos en fila mirando hacia el bosque y enseguida se nos unieron todos los lobos. Era un despliegue impresionante de fuerzas, pero sabíamos que los Vulturi no se detendrían por ello si pensaban acabar con nosotros.
Al poco tiempo aparecieron entre los árboles, en excelente formación, tal y como Carlisle me había relatado semanas atrás. Era apabullante, pero yo no podía sentir miedo. Mientras nos ciñéramos al plan todo estaría bien.
- Menuda bienvenida, amigos míos – dijo el que pude identificar como Aro por la pintura que conservaba Carlisle – Parece que os estáis preparando para luchar.
- Meras precauciones Aro – le contestó Carlisle tan amable como siempre – Y dime, ¿a qué se debe vuestra visita?
- Bueno, seguro que ya lo sabéis, pero aún así os lo explicaré, para que todo quede bien claro. – comenzó el viejo vampiro.
Edward estaba muy tenso, parecía que incluso se estaba conteniendo para no ir y arrancarle la cabeza.
- Ha llegado hasta nuestros oídos – prosiguió – que la híbrida que hace años indultamos ha contraído matrimonio con un licántropo. Y para mayor aberración el perro ese la ha dejado embarazada. – Aquí los gruñidos tanto de parte de la manada como nuestra se oían perfectamente – Así que lo que queremos, como garantes del orden en nuestro mundo, es terminar con este asunto sin armar ningún revuelo.
- ¿Y qué sugieres? – preguntó Carlisle tenso.
- Bueno, para que veáis que no somos tan malos como nos pintan os daremos dos opciones. O acabáis vosotros con el engendro, prometiéndonos que esta situación no se volverá a repetir, o nos lo entregáis para que nos deshagamos de él.
- ¡Eso nunca! – rugió Emmett, y fue secundado por todos nosotros.
- Entonces no tendremos más remedio que acabar con todos vosotros en este momento y en este lugar. – sentenció mientras comenzaba a retirarse junto con sus dos hermanos.
- Un momento – dijo Edward – Tiene que haber otra solución.
- ¿Tienes miedo? – preguntó con burla una muchacha que reconocí como Jane.
- Más quisieras - la contestó Bella con una sonrisa.
Edward me miró y alzó una ceja. Esa era la señal para que comenzara a intentar deshacerme del mayor número de enemigos.
Yo cogí aire y me concentré. Miré a mi primera víctima, un muchacho muy parecido a la joven anterior, por lo que debía de ser su hermano. Cuando nuestras miradas se cruzaron le susurré muy deprisa un “no lucharás, no nos harás daño, sólo miraras el resultado quieto como la piedra que eres” y enseguida él se envaró dejando su vista perdida en la inmensidad de la casa que estaba a nuestras espaldas.
Sentí como la mano de Jasper apretaba la mía antes de volver mi atención hacia el siguiente vampiro. En menos de un minuto ya había desarmado a siete de ellos contando al primero.
En esos momentos los tres hermanos se hallaban al frente de la formación discutiendo entre ellos.
Me concentré de nuevo y en medio minuto más había paralizado a cinco vampiros más. Eran doce enemigos menos, entre los que se encontraban Jane, Alec, Félix, Demetri, Renata y Heidi, sus máximos guardianes.
Edward sonreía de lado mientras Bella lo hacía abiertamente. Los demás teníamos un semblante de triunfo, pero todos volvimos a la tensión inicial cuando Edward dio la orden más temida.
- Renesmee, Rosalie, Peter y John (dos lobos jóvenes), adentro.
Mientras ellos se retiraban y nosotros cubríamos sus plazas Aro, Cayo y Marco se volvieron hacia la casa colocándose de nuevo al frente de su formación, sin enterarse de la parálisis de algunos miembros de su guardia.
- Está decidido – anunció Aro mientras sus hermanos asentían – Por desacato a nuestra autoridad y por el evidente despliegue de fuerzas para luchar contra nosotros hemos decidido que la solución más factible es el aniquilamiento del aquelarre denominado Cullen y de sus “amigos” los licántropos. ¡Guardia! ¡Cuándo queráis!
Ese era el veredicto, y tras de él la orden de atacarnos.
Nosotros nos posicionamos ofensivamente mientras el caos recorría sus filas rápidamente. Los guardias más jóvenes e inexpertos, que aún así me superaban en años vividos y por supuesto en luchas, habían obedecido sin dudar. Pero los doce vampiros que yo había paralizado seguían como estatuas en su sitio.
Aproveché la confusión inicial para paralizar a otros cinco vampiros, lo que dejaba un saldo de diecisiete fuera de juego. Sólo doce estaban habilitados para luchar, y ninguno de ellos poseía dones ni eran piezas clave de la guardia. Además, por supuesto, quedaban los hermanos y las denominadas esposas, dos bellas vampiras que se encontraban tras toda la guardia.
Cayo mandó atacar a los que todavía poseían sus facultades. De nuestro bando se adelantaron más de la mitad de los lobos, Edward, Carlisle, Emmett y Jasper. Los demás nos quedamos en una segunda fila de defensa por si alguno lograba acercarse a la casa y, por consiguiente, a Nessie.
En menos de cinco minutos nuestro bando había eliminado al enemigo. Por lo menos al enemigo que nos había atacado, puesto que los otros diecisiete seguían paralizados.
Cuando la masacre concluyó todos volvimos a nuestras posiciones iniciales mientras Aro, Marco y Cayo nos miraban asombrados.
- Vaya… No contábamos con que dejaríais inservible a nuestras mejores bazas antes del combate – comenzó Aro – Pero aún así creo que podremos llegar a un acuerdo…
- ¿Nos ofreces un acuerdo cuando estás claramente derrotado, Aro? – habló Edward destilando odio.
- ¿Derrotado? ¿Tú crees, Edward? No sabemos cuándo recuperarán el movimiento mis fieles amigos – dijo señalando a los diecisiete vampiros inertes.
- Nunca – contesté yo segura de mí misma sintiendo la mirada de todos los presentes en mí.
- Bonitas estatuas- contestó Marco – Pero ahora negociemos nuestra partida
- ¿Vuestra partida? – habló Carlisle – Amenazáis a mi familia y amigos por segunda vez en menos de un siglo. Queréis acabar con nosotros simplemente porque tenemos una serie de diferencias con lo que vosotros llamáis “orden”. ¿Y todavía pensáis que os dejaremos marchar? ¿Para que en veinte, cincuenta o doscientos años volváis a intentarlo?
- Carlisle, viejo amigo – comenzó Aro – Tú no puedes matarnos…
- Tú lo has dicho – dijo Jacob que se había convertido de repente a su forma humana – Él no puede, por honor, porque es un buen hombre… Pero nosotros sí. Y no descansaremos hasta acabar con el último Vulturi. Porque con la familia no se juega, y la mía ya ha soportado demasiado.
- Alea iacta est – concluyó Edward antes de dar la última señal de ataque.
En ese momento todos excepto Carlisle y Esme nos lanzamos sobre lo que quedaba de los Vulturi. Tras acabar con ellos nos ocupamos de aniquilar a los diecisiete que anteriormente yo había paralizado.
Entre Jasper y Emmett prendieron una gran hoguera en el centro del claro, y nuestra última tarea del día fue recoger los pedazos de vampiros derrotados y arrojarlos al fuego.

Amanecía de nuevo cuando la manada al completo se retiró hacia la reserva. Habíamos pasado el resto del día y la noche entre risas y celebraciones, relatando cada uno desde su perspectiva la dura batalla.
Yo había estado casi todo el tiempo sentada sobre Jasper, dándole y recibiendo pequeños besos que prometían un intenso final de la jornada. Las muestras de afecto se sucedieron durante toda la noche, y no solo por nuestra parte. Nadie se separaba de su pareja, de sus hermanos. Todos éramos una gran piña. Ningún lobo quiso que Esme cocinara esta vez así que encargaron cuarenta pizzas con sus cosas de picoteo y se dedicaron a devorarlas apenas cruzaron el umbral de la puerta.
Estábamos felices. Ese día habíamos ganado una dura batalla, habíamos superado una amarga prueba. Sólo quedaba esperar y rezar, los que supieran, porque el embarazo y el parto se desarrollaran con total normalidad. Bueno, con toda la normalidad que se podía esperar dado el carácter de la madre y la criatura. Lo que todos teníamos bien claro es que sería un bebé deseado, mimado y consentido.
Con el nuevo día cada uno se retiró con su pareja. Jasper y yo nos dirigimos hacia nuestro claro del bosque para relajarnos después de tantos días de tensión y allí nos amamos como si no fuera a haber mañana…

.......................................................................................................

Bueno, pues aquí está el final.... queda el pov de Jasper y ya..... se terminó..... y la verdad es que ya tenía ganas.... porque es la historia que nadie lee.... XD así que si quereis animarme el día comentad please.... porque es mi primera historia y creo que su record de comentarios está en dos!!!

un beso enorme y hasta el miércoles

martes, 5 de octubre de 2010

Premios!!!










1. ¿Por qué creaste el blog?

Siempre quise excribir y tras publicar varias cosas con Kokoro decidí "independizarme"... aunque ese siempre había sido el objetivo, tener mi propio espacio, no lo hice antes por falta de tiempo.... (y porque no tenía ni idea cómo hacerlo XD)



2. ¿Que tipo de blog sigues?
Básicamente de Twilight... pero también de literatura en general...

3. ¿Tienes alguna marca de maquillaje preferida?
Nop

4. ¿Y de ropa?
Tampoco...

5. ¿Tu producto de maquillaje imprescindible?
Apenas me maquillo.... siempre natural... pero casi nunca falta el brillo de labios o un poco de cacao, que es mas natural....
6. ¿Tu color favorito?
Hoy el negro....

7. ¿Tu perfume?
Moon Sparkle, de Escada.... Es un perfume de temporada de verano, de hace dos, y me cuesta mil encontrarlo.... :(
8. ¿La película que más te ha gustado?
Puff.... vería mil y más underworl.... (te copio Rochie... jajajaja)

9. ¿Que países te gustaría conocer y por qué?
Escocia, por el Muro de Adriano....
Alemania, por Berlín....
Egipto, por sus tumbas.....
Perú y México, por sus dos grandes culturas ancestrales....
Italia, por su inagotable historia....
y Francia, que ya lo conozco pero quiero ver a mi nene.... XD

10.Esta pregunta háztela tu y respondela. ¿Como imaginas tu vida dentro de un año?
Puff... estudiando un master para ser la profesora de las nuevas generaciones.... o lo que es lo mismo, pasandolas putas en las prácticas me ha tocado el instituto más conflicto de la comunidad de Madrid... XD
Finalmente, paso estos premios a:
- Furukawa
- Leda y T
- Nenys (siento no haber participado en el concurso......)

lunes, 4 de octubre de 2010

Eco de luz - Cap 29


CAPÍTULO 29: PREPARATIVOS (JASPER)

Todo estaba sucediendo demasiado deprisa. Jacob había partido a reunir la manada y en menos de cinco minutos teníamos alrededor de veinte lobos ante la casa. Edward nos indicó que saliéramos al porche delantero y eso hicimos, situándonos en fila ante ellos. Jacob se acercó hasta su esposa aún en forma lobuna para hacer uso de la telepatía existente entre los miembros de su manada. El nerviosismo cundía entre los lobos y utilicé todas mis fuerzas en clamar el ambiente. A los pocos segundos Edward comenzó a hablar con voz grave.
- Os hemos reunido porque tenemos un tema bastante importante que tratar. Como sabéis gracias a vuestra telepatía quileute Renesmee está embarazada. Muchos de vosotros recordáis el embarazo de Bella y otros lo habéis conocido a través de los pensamientos de vuestros hermanos. Pero ese no es el principal problema ahora, sino su consecuencia. Como bien sabéis los Vulturi intentaron iniciar una guerra al conocer de la existencia de Nessie y es posible que vuelvan a intentarlo ahora. – levantó una mano en dirección a la manada pidiendo silencio, ya que sus gruñidos de disgusto eran audibles – No lo sabemos con certeza, pero es posible, ya que en aquella época quedaron fascinados con vuestra naturaleza y el nuevo nacimiento acarreará una nueva raza en la que sin duda estarán interesados. Desgraciadamente ahora no contamos con la ventaja de prever sus movimientos, por lo que utilizarán el factor sorpresa. Por ello y si estáis de acuerdo deberíamos planear nuestra defensa.
Edward paró de hablar dejándonos sumidos en un silencio sepulcral, que fue roto de nuevo por él al contestar a una pregunta que Sam le había hecho a través de sus pensamientos.
- Por supuesto, podéis deliberar. Esperaremos vuestra respuesta.
Dicho esto nos animó a entrar en la casa, dejando a los lobos afuera. Nos reunimos en el salón, y yo no entendía muy bien qué había que pensarse. Pero antes de poder decir nada Emmett explotó furioso, si bien todos estaban algo perplejos por la respuesta quileute; excepto Edward, que se mantenía tranquilo, por lo que deduje que no habría ningún problema.
- ¿Deliberar? ¿Se puede saber qué coño tienen que pensar? La vida de mi sobrina y su hijo está en juego, y con lobos o sin ellos yo pienso luchar…
En realidad no se dirigía a nadie en concreto, pero miraba a Edward esperando su respuesta, que no tardó en llegar.
- No seas bruto Emmett – le contestó desbordando paciencia – por supuesto que van a luchar. Solamente quieren ponerse de acuerdo en cómo hacerlo de la mejor manera posible.
- Estoy harto de las conversaciones unilaterales – bufó Emmett molesto, siendo secundado por Bella, Rosalie y Nessie.
Edward les miró sorprendido y se encogió de hombros mientras se dirigía hacia el sofá donde de nuevo descansaba su hija.
- ¿Qué tal estás princesa? – la preguntó mientas la acariciaba la mejilla, demostrando el gran amor que sentía por ella.
- Bien papá, igual que hace cinco minutos – le contestó ella rodando ligeramente los ojos, aunque agradecida de que se preocupara por ella.
Edward se levantó haciéndose el ofendido y de pronto se volvió hacia ella de nuevo para contestarla a una de sus preguntas mentales.
- No lo sé amor mío. Pero no se puede subestimar a los Vulturi, por lo que estaremos preparados.
Era obvio lo que Nessie le había preguntado, por si de verdad pensaba que vendrían.
- Danielle, Bella, Rose –llamó Esme - ¿me ayudáis a preparar algo de comida para los chicos? Por si se encuentran hambrientos.
Las tres asintieron y se dirigieron hacia la cocina. Yo me quedé en el salón mirando hacia el bosque. Si de verdad nos enfrentaríamos a los Vulturi habría que preparar una buena defensa, para lo que habría que prepararnos todos a conciencia.
Al rato aparecieron las chicas en el salón cargadas de bandejas de comida y bebida humana, con una pinta asquerosa a mi entender. A los pocos segundos y como si de un imán se tratara entró Seth trotando hacia la mesa donde habían colocado la comida.
- ¡Esme! ¡Qué buena pinta tiene todo! – dijo emocionado.
- Pues mejor sabrá pequeño – le contestó invitándole a empezar.
Seth cogió tres sándwiches y un batido y se acercó a Esme para abrazarla antes de ir a sentarse junto a Nessie.
En ese momento entraron los demás lobos, todos en su forma humana, y se acomodaron por todo el salón: unos en sillas, otros en los sofás y los más en el suelo. Solo quedó en pie Sam.
Esme fue pasando las bandejas con la comida para que se sirvieran y enseguida Sam comenzó a hablar situándose de espaldas a una de las paredes acristaladas de la sala. Pude notar la tensión que emanaban los lobos, sobre todo los más jóvenes, que todavía no estaban acostumbrados a nuestra presencia.
- Está claro que lo más probable es que esos chupasangres, con perdón, quieran algo del bebé. Y a mi entender será algo malo. La última vez escapamos por los pelos, pero esta vez vendrán a por todas. Obviamente nosotros lucharemos si llega el caso, ya que está involucrado uno de los nuestros. El bebé es mitad licántropo, hijo de un hermano y su impronta. Por ello plantaremos cara a cualquier peligro que le aceche.
Sam terminó de hablar y enseguida fue reemplazado por Jacob, quien había dejado el lado de su esposa para situarse junto a su hermano alpha.
- Hemos decidido crear una serie de guardias entorno a la casa, cogiendo un perímetro similar al de la última vez. Esta vez seremos cuatro lobos por guardia, divididas en periodos de cuatro horas cada una. A diferencia de vosotros, – dijo dirigiéndose a nosotros – tenemos que mantenernos lo más frescos posibles, por eso las guardias tan cortas. Obviamente agradeceríamos que os unierais a nosotros en esta tarea.
- Por supuesto – contestó Carlisle – Nosotros nos sumaremos a las guardias, pero creo que tenemos que dejar a alguien en la retaguardia.
- Esa es una buena idea – puntualizó Sam – Propongo que se queden un lobo de cada manada, aparte de alguno de los vuestros.
- Dalo por hecho – habló Emmett.
- ¿Cuándo creéis que pueden llegar? – preguntó Sam dirigiéndose esta vez a Carlisle.
- No podemos estar seguros. Las noticias vuelan. Puede que ya lo sepan o puede que no. De lo que podemos estar seguros es que vendrán. Si todavía tuviéramos a Alice… Pero ahora no hay manera de saberlo a ciencia cierta. Así que lo más seguro es mantenernos alerta.
Me tensé instantáneamente ante la mención de Alice y enseguida Danielle entrelazó su mano con la mía. La di un apretón cariñoso para agradecerla su apoyo antes de adelantarme y plantear mis ideas.
- Si estáis de acuerdo, y aunque no dudo de vuestras dotes a la hora de luchar, me gustaría enseñaros un par de cosas. Me imagino que podréis recordar sin ningún esfuerzo las lecciones de hace años, pero si llegamos a luchar no os servirán de mucho. La Guardia no es tan inexperta como un ejército de neófitos y deberíamos prepararnos a conciencia. Todos.
La última palabra la dije mirando a Danielle. Ella no tenía ni idea de luchar, ya lo hbía demostrado en varias ocasiones mientras jugaba con Emmett y Nessie. Tenía que enseñarla bien, no quería que la historia se repitiera de nuevo, no podía perderla…
- Sin duda alguna debemos prepararnos y por supuesto tu ayuda será bien recibida –contestó Sam.
- Entonces empecemos cuanto antes – sugirió Emmett.
- Un momento – dijo Bella – Hace años les esperamos en el bosque, pero ahora no sabremos cuando llegarán…
Edward se adelantó a su esposa y resolvió la duda que se acababa de plantear.
- Les esperaremos aquí. Hay espacio suficiente entre la casa y los árboles como para maniobrar, y así podemos tener a Renesmee segura dentro con un pequeño destacamento con ella. – terminó mirándome y enseguida asentí.
- Las guardias comenzarán esta noche si estamos todos de acuerdo – dije y al ver que todos asentían proseguí – Por lo que podemos aprovechar lo que queda de día para comenzar con las lecciones.
Sam y Jacob asintieron, al igual que Carlisle y Edward, por lo que nos fuimos dirigiendo todos hacia la parte delantera de la casa. Esperé a que Danielle pasara y cogiéndola por la cintura la di un suave beso en los labios.
- Quiero que pongas todos tus sentidos en el entrenamiento. Tienes que aprender a defenderte, por favor – la rogué.
- No te preocupes, Jass. Aprenderé – me dijo para tranquilizarme antes de besarle de nuevo. La abracé fuertemente y nos dirigimos hacia la puerta.
Danielle se situó entre Rosalie y Nessie y yo me dirigí hacia Carlisle y Edward, para comentarles mi plan. Tras explicárselo me coloqué al frente de todos, que me miraban expectantes, y comencé a hablar.
- Esta vez el enemigo es mayor y más poderoso, por lo que tendremos que poner nuestros cinco sentidos en la lucha. No podemos tener distracciones ni mostrar nuestros puntos débiles. – mientras hablaba comencé a pasearme como hacía con mi antiguo ejército de neófitos – Primero ensayaremos algunos movimientos y luego pasaremos a las estrategias.
Llamé a Edward para que me ayudara a mostrarles los movimientos más comunes de la lucha entre vampiros mientras les iba explicando cómo contrarrestarlos, y nuestros puntos fuertes y débiles. No me hacía mucha gracia hacer esto, ya que eran nuestros enemigos naturales, pero Nessie lo valía.
Tras esto pedí la ayuda de un lobo para que vieran mejor como defenderse y atacar, y enseguida tuve a Jacob frente a mí. La demostración fue amena, Jake era un buen luchador y si todos conseguían llegar a su altura no tendrían muchos problemas a la hora de enfrentarnos a los Vulturi.
Hice una señal para que parara finalizando la demostración y antes de hablar Edward me interrumpió dirigiéndose a los demás.
- Jacob ha tenido una gran idea. Piensa que este ejercicio es provechoso, así que si ambos alphas estáis de acuerdo podemos practicar en parejas mixtas.
Sam asintió y enseguida Edward y yo comenzamos a emparejarles. Los lobos nos triplicaban en número, así que tuvimos que hacer turnos. Emparejé a Danielle con uno de los lobos más jóvenes. Si bien eran los más inestables también eran los más lentos, así que para empezar no tendría muchos problemas para defenderse.
Tras pasar dos horas luchando entre nosotros y al llegar el crepúsculo Edward dio por finalizada la sesión.
- Ya está bien por hoy. Id a descansar – dijo dirigiéndose a los lobos – Sam, Jacob, me gustaría planificar las guardias con vosotros y empezarlas esta misma noche.
Ambos lobos asintieron y se dirigieron hacia el bosque para aparecer segundos después en forma humana. El resto de la manada se había marchado hacia la reserva y nosotros entramos en la casa.
Pasé junto con Edward, Carlisle, Sam y Jacob a la biblioteca para ponernos de acuerdo en el tema de las guardias.
- Las guardias comenzarán esta noche – comenzó Sam – y propongo que seamos dos lobos de cada manada y otros dos vampiros. Con seis es más que suficiente para cubrir el perímetro que Jacob ha mencionado. Nosotros nos cambiaremos cada cuatro horas.
- Además, - prosiguió Jake – dejaremos a un lobo de cada manada en la casa por si necesitamos la telepatía. Propongo que sean los más jóvenes, ya que aquí siempre estarán más seguros.
- Estoy de acuerdo Jake – le contestó Edward – Solo espero que se sientan cómodos…
- Eso déjaselo a Esme – sugirió Carlisle llevándose el asentimiento de todos.
- Bien, - dijo Sam – entonces vamos a preparar los turnos a la reserva, y en unas horas estaremos de vuelta.
Nos dirigimos hacia el salón, donde se encontraba Nessie acomodada en uno de los sofás. Enseguida Jacob se dirigió hacia ella, intentando convencerla de que subiera a descansar. Pero Nessie estaba bastante alterada. Las hormonas no la dejaban pensar con claridad y llevaba todo el día con grandes cambios de humor. Yo había intentado ayudarla pero con tanta gente a mi alrededor había sido prácticamente imposible. Ahora estaba triste y abatida porque Jacob se había marchado, pero enseguida Edward se dio cuenta y fue a consolarla.
- Enseguida vuelve mi niña. Es el gran alpha, por lo que tiene que organizar a su manada… - dijo abrazándola.
- Lo sé… Pero quiero estar con él… - sollozó Nessie.
Intenté relajarla pero estaba demasiado tensa, así que centré mi atención de nuevo en Danielle. Tenía que mejorar en su lucha. La abracé por detrás intentando calmar la situación y la susurré al oído besando su dulce cuello:
- Vamos al bosque. Nuestra primera guardia comenzará al amanecer, pero antes quiero enseñarte un par de cosas.
Nos dirigimos juntos hacia nuestro claro y allí comencé a explicarla más movimientos y técnicas de defensa y ataque. Ella intentaba concentrarse lo máximo posible pero llegó un momento en el que la preocupación hizo mella en ella. Frené la explicación en seco y me dirigí hacia ella. Cogiéndola entre mis brazos la besé apasionadamente y la animé sonriendo:
- No te preocupes mi amor. Nadie te hará daño. Yo te enseñaré todo lo que necesitas para patear el trasero a los Vulturi.

domingo, 3 de octubre de 2010

Llegamos a Facebook!!!


Hola!!!!
mi última entrada de la semana para dar una gran noticia:
CIENTOS DE MILES DE HISTORIAS ESTÁ EN FACEBOOK!!!!

siii!!!! jejejejejeje

ya saben, acéptenme o agréguenme.....
besos!!!!

sábado, 2 de octubre de 2010

Concurso Fly like a Butterfly....


Hola!!!!
Aquí os traigo el último concurso de la semana.... esta vez de ámbito nacional (España)....
los premios son fantásticos..... y las bases muy sencillas.....
Deciros que teneis de fecha hasta el 6 de noviembre y que habra seis ganadores!!!!
besos a tod@s!!!